Rechazadores

Rechazadores

Sistemas de rechazo y clasificación en línea

Los sistemas de rechazo y clasificación en línea INSPECTRA están diseñados principalmente para retirar del flujo del proceso productivo las bandejas, empaques o envases defectuosos, especialmente de la industria alimentaria o farmacéutica. Nuestros sistemas se adaptan al proceso de producción de cada cliente en función del tipo de producto y su envase.


Con estos sistemas de rechazo se consigue un elevado rendimiento, dada su alta precisión al rechazar estos productos que no cumplen con los parámetros de calidad establecidos en cada línea de trabajo.


Además, permiten un aumento del rendimiento en el control de calidad de los productos sin interferir en el proceso productivo.

¿Qué ventajas tiene?

Equipos de gran adaptabilidad a cualquier línea de producción

Aumento de la productividad en el control de calidad de los productos

La acción de rechazo se realiza sin interferir en la línea de producción

Alta precisión

Funcionalidades

Estos equipos se configuran a medida de las necesidades de producción de cada cliente, según el tipo de producto a rechazar y cadena productiva.

En INSPECTRA te asesoramos sobre qué tipo de sistema de rechazo es el más adecuado para la línea de producción de tu empresa.

INSPECTRA cuenta con diversos sistemas de rechazo

  • Sistema de rechazo por trampilla
  • Sistema de rechazo por soplado neumático 
  • Sistema de rechazo por empuje o impacto

Especificaciones

Previous
Next

rechazadores

El sistema de rechazo por trampilla se trata de un sistema automático preparado para separar los productos que no cumplan con los parámetros establecidos, depositándolos en un cajón de almacenado sin interferir en la línea de producción.

 

El equipo recibe la señal de rechazo que le da la orden de actuar. Una vez recibida, el producto defectuoso es detectado a través de la fotocélula situada antes de la trampilla. Tras haber detectado que el producto no cumple con los parámetros de calidad establecidos, un sistema neumático abre la trampilla para expulsarlo de la línea de producción y almacenarlo en el cajón junto al resto de productos defectuosos.

 

Este mecanismo de trampilla se integra de manera sencilla en la línea de trabajo, lo que supone un eficaz sistema control de calidad.

El sistema de rechazo por soplado neumático se trata de un sistema automático preparado para separar los envases defectuosos que no cumplan con los requisitos de calidad establecidos en el proceso de producción.

Consta de boquillas de soplado, las cuales retiran los envases defectuosos a través de la emisión de aire comprimido, quedando almacenados dichos envases en el cajón de almacenado, con la ventaja de que el proceso productivo no se ve interrumpido.

Este mecanismo de soplado neumático supone un sistema de rechazo muy versátil, ya que ofrece diferentes tipos de boquillas de soplado según el tipo de producto/envase, en función de su peso y sus dimensiones.

El sistema de rechazo por empuje o impacto golpea los envases que circulan por un transportador, produciendo su desviación hacia otra cinta transportadora de envases defectuosos, o bien a un cajón o contenedor de rechazo.

 

Este impacto sobre el producto defectuoso se produce a través de un mecanismo compuesto por un cilindro, una electroválvula y una pala, siendo este último el elemento expulsor una vez reciba la orden.

 

Este sistema de rechazo adapta la fuerza de impacto según el peso del empaque. De este modo, pueden del proceso de producción los envases con anomalías de forma suave y sin ser dañados.